El lenguaje: ¿cómo se va desarrollando en niños y niñas?

Actualizado: 22 jun


El lenguaje es el gran puente para poder comunicar ideas, emociones, sentimientos y pensamientos. Los movimientos, los gestos, las palabras, son parte de un sistema de códigos que desde guaguas empezamos a utilizar.


Si bien una guagua no tiene aún el conocimiento para decir palabras, sí nacen con la facultad del llanto: la primera herramienta para comunicar hambre, frío, calor o algún malestar. En un inicio puede parecer que es imposible saber realmente cuál de todas esas opciones es la que está comunicando, pero con los días los padres van reconociendo distintas tonalidades y formas que van dando cuenta de qué es lo que su bebé puede estar necesitando con exactitud.


A su vez, las guaguas van percibiendo los distintos sonidos, reconocen la voz de su mamá y papá, y se calman ante el tono suave y amoroso de ellos. A pesar de que durante las primeras semanas los bebés no pueden coordinar oído y vista, sí están poniendo atención a todo lo que se les diga y responden moviendo aunque sea sutilmente, sus manos, brazos, piernas, a la vez de que aparecen nuevas gestualidades como la primera sonrisa. Todo esto es parte del lenguaje que se está abriendo paso para expresar alegría, confort, bienestar, miedo, preocupación, tristeza, etc.


El lenguaje se va desarrollando a partir de las interacciones que la guagua y los niños y niñas van teniendo con sus cuidadores, sean padres, hermanos, educadores etcétera. Es por esto que a más juegos, conversaciones, canciones, mejor será el desarrollo de éste.


Al igual que el desarrollo cognitivo y socioemocional, el desarrollo del lenguaje va a depender de los estímulos que existan en el ambiente del hogar y de las relaciones que los niños y niñas vayan teniendo.


Es por esto que es importante interactuar constantemente con los más pequeños y pequeñas de la casa. Conversar con lenguaje claro, mostrarles y señalarles qué es lo que hay a su alrededor y poner a su disposición cuentos o libros acorde a su edad, son actividades muy positivas para el desarrollo del lenguaje. Desde los primeros meses de vida, observar y comentar los cuentos, las imágenes y dibujos, señalar qué objetos hay, qué animales y personajes, cómo están vestidos, los colores, etcétera, es un excelente ejercicio para conocer poco a poco nuevo vocabulario.


En este mismo sentido, al salir a pasear, es muy aconsejable ir comentando qué hay alrededor: ventanas, puertas, árboles, perros, gatos, etcétera. Todo esto los estimula a conocer las cosas por su nombre y a aprender nuevas palabras.


Otra herramienta esencial para el desarrollo del lenguaje es la música. Desde la gestación las guaguas se conectan con lo musical, con los sonidos que escuchan dentro de la panza de su mamá. Luego durante los primeros meses de vida, los bebés antes de repetir palabras, cantan algunas vocales y las van combinando a medida que van experimentando nuevos sonidos.


Es por esto que durante toda la infancia, es importante que bebés, niños y niñas tengan a su alcance instrumentos musicales que los conecten con distintos ritmos, sonidos y tonalidades que ellos mismos puedan generar. Esto los ayudará a tener más herramientas para expresar sus emociones.


Cuando ya están más grandes y comienzan a repetir distintas palabras y luego a crear frases, es aconsejable no corregirlos demasiado, ya que se puede correr el riesgo de inhibirlos. Para enseñarles la palabra correcta, se puede agregar información a lo que están señalando, por ejemplo, si tu hijo o hija dice “tato”, tú le puedes responder: “Sí, el zapato rojo”. Recuerda modular bien para que sea fácil para él o ella reconocer la palabra que le estás enseñando.

 

El desarrollo del lenguaje no es igual para todos los niños y niñas, algunos aprenden más rápido mientras que otros van a pasos más lento, sin embargo, recuerda siempre felicitarlos y alentarlos a que digan nuevas palabras y a que expresen lo que sienten y piensan sin presionarlos. Todo es cosa de práctica y es fundamental que ellos y ellas se sientan en un espacio cómodo y seguro para practicar esto nuevo que están aprendiendo día a día.

 

FUENTES

“La comunicación y su recién nacido” Kids Health

“Fomento del lenguaje: 2 a 4 años” Chile Crece Contigo

“Fomento del lenguaje: 4 años y más” Chile Crece Contigo

14 visualizaciones0 comentarios